CIRUGÍAS

Nos especializamos en cirugía ocular para cada tratamiento necesario. Años de experiencia avalan nuestros cuidado tanto en los análisis y diagnósticos como en los procedimientos que cada paciente requiere.

CIRUGÍA DE CATARATA

Es la cirugía ocular más frecuente realizada en el mundo. Cuando un paciente presenta cataratas e interfiere en su calidad visual diaria con síntomas de visión borrosa, mala visión nocturna, deslumbramiento, alteración en el contraste y colores, visión doble y hasta la pérdida completa de la visión, el único tratamiento es quirúrgico ambulatorio. Consta una intervención de 15 minutos aproximadamente, con previa aplicación de anestesia local con gotas y sin sutura.

Se realiza una micro incisión y mediante la técnica facoemulsificación (ultrasonido), se logra disolver y aspirar para luego, en su lugar, implantar un lente intraocular plegable con el aumento necesario para el ojo. La tecnología hizo que los lentes mejoren su calidad, como así lograr la corrección de la miopía, hipermetropía, astigmatismo y la presbicia. El paciente se retira de nuestra institución por cuenta propia sin oclusión del ojo operado. Se debe colocar gotas y realizar controles dentro de las primeras 24 hs. y luego semanales.

VIDEOS: Cirugía de Catarata

CIRUGÍA REFRACTIVA EXCIMER LÁSER O IMPLANTE DE LENTE INTRAOCULAR FÁQUICO

El procedimiento más utilizado para corregir los defectos de refracción (miopía, hipermetropía y astigmatismo) es Lasik o queratomileusis in situ mediante asistencia de láser. El cirujano talla una delgada lámina de la superficie corneal con un elemento llamado microqueratomo, luego procede a implementar el uso del Excimer láser debajo en capas más profundas, logrando la ablación de la misma, modificando los radios de curvatura a un parámetro normal para cada paciente. Este procedimiento tiene una duración de 10 minutos, con aplicación previa de anestesia en gotas y recuperación rápida en 24 hs., llegando a la máxima visión en 2 a 3 semanas. El paciente se retira con un protector utilizado en las primeras 24 a 48 hs. mientras se espera la cicatrización. Este tratamiento es pensado para realizarlo por única vez en la vida, en aisladas situaciones se puede volver a realizar.


En el mercado, se encuentran a disposición 2 marcas probadas en el mundo, con garantía y efectividad absoluta para la implantación del lente intraocular fáquico (con cristalino). Una es un lente de cámara anterior con inserción iridiana (artisan) utilizada para miopía elevada donde el uso del láser, puede ser perjudicial para la córnea. El otro lente es un lente de cámara posterior (icl) que se implanta por delante del cristalino y detrás del iris. Se necesita un estudio específico previo antes de indicar la cirugía, habitualmente corrige la hipermetropía elevada donde no es conveniente realizar láser a la córnea.

CIRUGÍA DEL DESPRENDIMIENTO DE RETINA

La retina es un tejido neurosensorial responsable de formar la imagen, se encuentra en el segmento posterior del ojo por delante de la coroides y en íntimo contacto con el humor vítreo. Los desprendimientos de retina no tienen una única causa. En la mayoría de los casos, el vítreo es responsable de la lesión retinal que lleva posteriormente al desprendimiento regmatógeno de retina, agujeros y desgarros retinianos son la causa. Si la retina se encuentra aplicada con una sesión de láser se evita la cirugía; pero si la retina se encuentra desprendida, el único tratamiento es quirúrgico.


El humor vítreo se enferma y se refleja por contracción, fibrosis, inflamación causados por diferentes enfermedades. Es muy común que la retinopatía diabética de avanzada evolución pueda producir un desprendimiento a causa de tracción del vítreo patológico. El tratamiento quirúrgico es la vitrectomía y la aplicación de endolaser al defecto retinal. El procedimiento se realiza mediante anestesia local infiltrativa, su duración va desde 45 minutos a 1 hora y es de lenta recuperación postquirúrgica.

CIRUGÍA TRADICIONAL

Cirugía extraocular: se localiza el agujero o desgarro y debe se trata para que el líquido no filtre y desprenda la retina nuevamente. Mediante la diatermia o la criocoagulación (frío) se logra el bloqueo del mismo mediante la cicatrización de la lesión, se drena por completo el líquido subretinal aplicandose la retina a la posición original, después se coloca un explante circular o segmentado suturado a la esclera por debajo de los músculos extraoculares y se termina el procedimiento colocando gas en el segmento posterior del ojo así la presión del mismo hace que la retina quede aplicada el mayor tiempo, hasta que el gas por si solo se reabsorbe y la cicatrización de la lesión se logra por completo. El reposo y tratamiento con gotas son fundamentales para el éxito quirúrgico.


Cirugía intraocular: en la actualidad, es la técnica más utilizada, se realiza en desprendimientos de retina complejos, mediante tres pequeñas incisiones y la colocación de un anillo por delante de la córnea. Este último, utilizado para sostener una lupa necesaria para visualizar el fondo del ojo. En una de las incisiones, se coloca la infusión para mantener la presión ocular necesaria para la cirugía, otra es para ingresar con una fibra lumínica para poder visualizar las lesiones y la última se introduce la punta del vitreófago, este es similar a una aguja donde en su punta tiene un elemento cortante que logra cortar y aspirar el humor vítreo patológico causante de las lesiones predisponentes, como así aspirar hemorragias vítreas y pre-retinales. Luego de extraer por completo el vítreo, se aspira con el mismo vitreófago el líquido subretinal aplicando la retina a la posición original. Luego mediante endolaser se trata los agujeros o desgarros causante del desprendimiento y según la gravedad, se decide colocar o no colocar, en la cavidad vítrea, gas o aceite de silicona para lograr el éxito quirúrgico.

Sala de cirugía

CIRUGÍA DE GLAUCOMA CONVENCIONAL O IMPLANTE VALVULAR

Cuando el aumento de la presión ocular ocasiona daños en el nervio óptico, se denomina glaucoma. Puede causar pérdida de la visión gradual e indolora y el paciente se da cuenta cuando los daños en el nervio óptico son severos. En la forma aguda, hay presencia de dolor y disminución visual brusca.


La presión ocular normal es por un equilibrio entre la formación y salida (drenaje) del humor acuoso. Los tratamientos son diversos. En etapas leves y moderadas, el tratamiento medicamentoso es efectivo para cada paciente y tipo de glaucoma. La laserterapia es un tratamiento no invasivo donde se obtienen resultados excelentes, esto dependerá del tipo de glaucoma y es una herramienta previa a la cirugía. Estadíos avanzados o donde el tratamiento medicamentoso no logra regular la presión ocular normal, la cirugía convencional (trabeculectomía) es el tratamiento indicado y efectivo para lograr bajar la presión ocular mediante la realización de una fístula quirúrgica,logra una salida del humor acuoso hacia el exterior entre el espacio escleral y la cápsula de tenon, allí se formará una ampolla filtrante donde logra mantener un equilibrio tensional. Los implantes valvulares (Ahmed) son utilizados para cuando más de dos trabeculectomía son fallidas, en el glaucoma neovascular como en el uveítico, y otras causas más.


La cirugía consiste en la implantación del plato valvular ubicándolo en un lugar extraocular; el tubo ingresa al interior del ojo (cámara anterior), este dispositivo hace que el humor acuoso drene al exterior del ojo obteniendo resultados excelentes y se evita la oclusión del drenaje mismo como en la cirugía convencional.

CIRUGÍA PLÁSTICA ÓRBITA, PÁRPADOS Y VÍA LAGRIMAL

La cirugía plástica de los párpados (blefaroplastía) con fines estéticos como reparadores son las técnicas más solicitadas dentro de la oculoplastia. Tanto la caída de los párpados (ptosis), bolsas que aparecen alrededor de los ojos, párpados hacia dentro (entropión), hacia fuera o caída del mismo (ectropión), tanto seniles como cicatrizales difieren de su tratamiento quirúrgico pero los resultados son excelentes y se logra corregir por completo la alteración morfológica y funcional. La cirugía de la vía lagrimal causado por una obstrucción parcial o total de la misma, se logra remediar mediante técnicas no invasivas explorativas que consiste en la dilatación de los puntos lagrimales y canalículos. Se inyecta solución fisiológica, esta técnica permite en obstrucciones parciales la permeabilidad de la misma.


Si el punto lagrimal se encuentra cerrado por completo, la esfinterotomía es la solución al problema, y en obstrucciones totales, mediante la realización de un estudio llamado dacriocistografia (DCG) lograr saber la ubicación de la oclusión. En la obstrucción total, se debe realizar dos técnicas según el grado y ubicación. Una es llamada Dacriocistorrinostomía (DCR) u operación de Jones (CDCR). La primera es la más utilizada, consiste en realizar un nuevo conducto comunicandolo a la nariz logrando que la lágrima drene a la garganta y así evitar la infección de saco lagrimal (dacriocistitis). La cirugía de Jones se utiliza cuando el grado de obstrucción es a nivel canalicular que no puede ser solucionado, consiste en la colocación de un tubo desde el saco lagrimal a la nariz siendo la única solución para esta situación. La cirugía descompresiva de la órbita tanto para la oftalmopatía hipertiroidea como tumores de órbita van a requerir de imágenes mediante la realización de TAC con o sin contraste o la RMN cerebral como pruebas funcionales de motilidad ocular y mediciones de la exoftalmia.

CIRUGÍA VITREORETINAL (VITRECTOMÍA Y CIRUGÍA DE LA MÁCULA)

La vitrectomía es una técnica quirúrgica donde consiste en la extracción del humor vítreo. La cirugía se realiza bajo anestesia local, utilizada para diferentes enfermedades tanto hemorragias, inflamaciones, fibrosis y opacidades que dificulte la visión. En la actualidad, la cirugía de la mácula es considerada una técnica moderna utilizada para diferentes enfermedades de la mácula, como el agujero macular, membranas o pucker y síndrome de interfase vítreo-macular. Se realiza una vitrectomía, y mediante la tinción de una de las membranas de la retina (limitante interna) se logra visualizar con claridad y remover la misma en el área macular produciendo el no avance de la patologías antes mencionadas y así mejorar la visión.

TRATAMIENTO ANTIANGIOGÉNICO PARA LA MACULOPATÍA

Es una técnica indolora mediante que primero se aplica anestesia tópica, se inyecta con una aguja muy fina en la cavidad vítrea una droga de elección (bevacizumab ,ranibizumab o aflibercept) aprobado por la (ANMAT), bajo esterilidad absoluta, la dosis suele ser tres aplicaciones de carga o más.


Es utilizado para diferentes enfermedades de la mácula que antes no podían ser tratadas, como el edema macular, la degeneración macular relacionada con la edad exudativa o húmeda, la membrana neovascular coroidea , oclusiones vasculares y enfermedades retinales de proliferación vascular (retinopatía diabética proliferativa), entre otras . Bajo este tratamiento, se logra mejorar la agudeza visual como así lograr el control de cada enfermedad macular. Profilaxis previa con antibióticos locales (colirios) y sistémicos mediante comprimidos brinda seguridad en el tratamiento.

Nuestros especialistas cuidan cada detalle de los procedimientos.

CONTACTO

12 DE OCTUBRE 219
AVELLANEDA, BUENOS AIRES.
(011) 4222-3891/3805
(011) 4201-0980

Lunes a Viernes de 8:00 a 19:30 hs.
Sábados de 8:00 a 12:00 hs.
Guardia pasiva